Índice de contenidos
¡Compártelo!

Un health coach es un asesor de salud, un mentor, un entrenador que guía y acompaña a las personas para ayudarles a lograr sus objetivos de salud y bienestar a través de pequeños cambios en sus hábitos de vida que podrán mantener a lo largo del tiempo. Al tratar todas las facetas de la salud de forma holística, el health coach ayuda a que las personas se sientan mejor en todas las áreas de sus vidas.

¿Qué hace un health coach?

La ventaja de un coach de salud es su visión integrativa de la persona. Tener en cuenta a la persona como un todo, no solo cuestiones fisiológicas si no también emocionales. Ver el puzle completo da una visión global necesaria para entender las circunstancias de la persona.

Un health coach te ayuda a adoptar un estilo de vida que te lleva a estar y sentirte mejor contigo mismo, así como a prevenir algunas enfermedades.

Dentro del asesoramiento en salud, hay especialidades:

  • Los especializados en nutrición pueden ayudarte a sobrellevar problemas digestivos y diversas patologías a través de la alimentación.
  • La gran mayoría trabaja la adopción de hábitos saludables como la incorporación del ejercicio físico a la rutina diaria, la mejora del descanso, y otros factores del estilo de vida en un ámbito más amplio para mejorar el bienestar de las personas.
  • Otros, entre los cuales me incluyo, nos enfocamos más en ayudar conseguir un mayor equilibrio emocional y contribuir a una mayor sensación de satisfacción y felicidad a través de ajustes en algunos hábitos, reducir el estrés, encontrar nuestro propósito vital… Porque todo es cuestión de equilibrio, sin equilibrio tarde o temprano la salud se resiente.

¿Necesito un health coach?

Un coach de salud siempre te va a aportar, tanto si tienes retos que abordar en estos momentos como si te sientes bien y tu intención es crecer y lo que buscas es ir más allá.

Es especialmente útil para las personas a las que les cuesta alcanzar sus objetivos por sí solos y mantenerlos a medio/largo plazo. Ya sea bajar de peso, tener una vida más saludable, comer mejor, mantener una actividad física regular, reducir el estrés…

¿Cómo trabaja un health coach?

Los health coaches trabajamos en sesiones individuales o en grupo.

Las sesiones individuales son encuentros presenciales u online de forma semanal o quincenal, donde se trabaja de forma totalmente individualizada y al finalizar la sesión el cliente recibe unas pautas con las que trabajar antes de la próxima sesión. Es habitual que se facilite información sobre los puntos que se estén trabajando en forma de documentos, audios o vídeos. Y en algunos casos se realiza un seguimiento y un acompañamiento durante la semana.

También se realizan sesiones en grupo a partir de un objetivo común:  formaciones, talleres de cocina, charlas sobre salud y bienestar y retiros donde practicar de forma más intensiva con acompañamiento.

¿Cuál es el enfoque del Health Coaching?

Aunque hay diferentes enfoques en función de la escuela, en mi caso que me he formado en el Institute for Integrative Nutrition de Nueva York, el enfoque principal se basa en:

  • Bio-individualidad: Todos somos distintos, por lo tanto trabajamos con “mentalidad de principiante”. Estamos abiertos a conocer la individualidad de cada persona, sin patrones preconcebidos ni prejuicios. Acompañamos a la persona mientras aprende a escuchar su propio cuerpo y a redescubrirse. Lo que para una persona es medicina puede ser el veneno de otra.
  • Alimentación Primaria: No sólo nos nutre lo que ponemos en el plato, si no tanto o más, mantener unas relaciones personales sanas, una carrera profesional gratificante, practicar actividad física con regularidad, llevar a cabo una práctica espiritual que nos llene…
  • Alimentación Secundaria: Aquí nos referimos a todo lo que ingerimos, comida, bebida, suplementos, medicación…

¿Qué nos diferencia de otros profesionales?

Otros profesionales como los médicos no disponen de suficiente tiempo para explicarles a sus pacientes los hábitos de vida necesarios para mejorar su salud. La mayoría carecen de una visión integrativa, de forma que ven al paciente como un puzle del que ellos trabajan sólo una de las piezas. El médico cura enfermedades, el coach de salud las previene. Somos un buen complemento para los médicos.

Los nutricionistas, generalmente se centran en dietas restrictivas para bajar de peso, basadas en la fuerza de voluntad, sin tener en cuenta ninguna otra faceta de la vida de su cliente. Por eso a la larga las dietas no funcionan y acaban con un efecto rebote. El coach de salud huye de las restricciones, de forma natural se reemplazan los alimentos menos saludables por otros que sí lo son. Se tiene en cuenta el estilo de vida de la persona, incluyendo la faceta emocional. De manera que la pérdida de peso es una consecuencia de la recuperación del bienestar de la persona.

En el caso del psicólogo, la mayoría suele tratar patologías, y frecuentemente recurren a trabajar sobre el pasado como solución a las dificultades. Los asesores de salud no tenemos pacientes si no clientes, ya que no tratamos enfermedades si no objetivos de salud, partiendo del presente y poniendo el foco en el futuro “qué puedo hacer hoy para estar mejor mañana”.

Si quieres saber más sobre health coaching, te quieres formar en coaching de salud o quieres probar una sesión gratuita, estaré encantada de atenderte.

Maria Lietor

Coach en Salud Integrativa y Nutrición especializada en mujeres e Instructora en Mindfulness para la Gestión del Estrés

¡No te pierdas nada!

Suscríbete a la newsletter